Cómo limpiar una jaula para hámsters

La higiene del hámster y la de su jaula es muy importante. Una jaula sucia puede provocar enfermedades al pequeño roedor por lo que, limpiarla es imprescindible. Lo ideal es lavarla completamente una vez por semana. De esta manera, no alteramos demasiado a menudo el hábitat del hámster ya que, podría agobiarse.

Para ello debes quitar el lecho sucio y lavarla con un desinfectante para quitarle el mal olor. Además, debes eliminar los alimentos frescos que no se haya comido para evitar los hongos y bacterias. Es recomendable lavarla el mismo día todas las semanas para minimizar su estrés y dejar un poco de lecho para que el aroma del hámster quede impregnado.

Mientras la limpias, coloca a tu pequeño compañero en un lugar seguro, como un transportín o un corral que hayas preparado en el que no pueda correr peligro, siempre sin perderlo de vista. Aprovecha para cambiarle el agua y la comida que no esté en buen estado cuando la estés limpiando para así evitar alimentos en mal estado.

¡Y ya está! Mantener la higiene de tu mascota es muy sencillo. Aquí te dejamos un vídeo en el que se explica, de manera muy completa, cómo limpiar la jaula de un roedor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.