Hámster de Campbell

Grandes, pequeños, dorados, blancos, negros, grises… Hay hámsters de todo tipo. Sin embargo, ninguno tan especial como el hámster de Campbell. ¿Quieres saber qué hace tan única esta raza de hámster? ¡Descúbrelo!

Hámster Cambell albino

¿Cómo es el hámster Campbell? Características

Esta raza de hámster fue descubierta en 1902 por un científico llamado Campbell (de ahí el nombre) entre China y Rusia. Las características del hámster Campbell son similares a las del hámster ruso pero un poco más regordete. Puede pesar entre 35 y 55 gramos y medir hasta 10 centímetros siendo uno de los hámsters más pequeños (por este motivo también se le conoce como Hámster enano de Campbell).

En cuanto a su pelaje, los colores más comunes son el blanco, el gris y el argente (una tonalidad de marrón), con un pelo liso, suave y no muy largo. Una característica particular del hámster Campbell es su abazón (las bolsas de las mejillas del hámster), que tiene una relación capacidad-tamaño del hámster mayor que la del resto. 

Hámster campbell enfermedades

Comportamiento y carácter del hámster Campbell

El comportamiento y el carácter del hámster Campbell también es algo particular. Si no tienes experiencia con otros hámsters, es recomendable que escojas otra raza de hámsters. ¿Por qué? Este tipo de hámster puede llegar a ser muy violento, tanto con los humanos como con otros hámsters de su misma especie. ¿Significa esto que todos los hámsters Campbell sean agresivos? No, pero es mucho más probable encontrarte uno así que uno tranquilo. Por este motivo, no son muy buenos para los niños.

Además, como ya hemos mencionado, tampoco es recomendable tener a más de un hámster (del mismo sexo) en la misma jaula ya que son muy territoriales y podrían llegar a hacerse daño. En este caso también pasa lo mismo, puede pasar que tengas 2 hámsters Campbell y se lleven la mar de bien (sobretodo si han crecido juntos), pero es más probable que no sean muy buenos compañeros. Si quieres tener un macho y una hembra de hámster Campbell, seguramente se lleven bien, pero ya te imaginas lo que pasará… Después de unos meses no solo tendrás 2 hámsters.

Cría de hámster Campbell

Cuidados del hámster Campbell

Como ya podrás suponer por lo que te acabamos de explicar sobre su carácter, cuidar de un hámster Campbell puede ser un poco difícil, así que lo mejor será que trates de domesticarlo, que lo ayudes a acostumbrarse a ti y a su entorno. Cuanto más joven sea, más fácil será.

Puedes empezar dándole golosinas (de hámster) a través de los barrotes de la jaula, para que capte tu olor y se vaya acostumbrando. Después, puedes intentar alimentarlo a través de la abertura de la jaula e intentar dejar la mano cerca de su nido para que te huela bien y te pierda el miedo. Poco a poco, conseguirás domesticar a tu hámster. Si quieres más información sobre este proceso, aquí tienes un vídeo.

También tendrás que tratar de ayudar a tu hámster a mantener una buena salud y una buena higiene. Para ello, deberás dar de comer y beber a tu hámster e intentar renovar tanto la comida y la bebida periódicamente para evitar que puedan ponerse en mal estado y hacerle daño. En cuanto a la higiene, los hámsters ya se lavan a sí mismos. Tu único trabajo será limpiar la jaula una vez a la semana (siempre el mismo día). Si no sabes cómo hacerlo, aquí podrás encontrar un tutorial.

Mejores artículos para este roedor

Alimentación del hámster de Campbell

¿Qué come el hámster Campbell? Es una pregunta que se puede llegar a hacer mucha gente cuando en realidad, alimentar a los hámsters es muy sencillo. Desde dehamsters.com siempre recomendamos la comida para hámsters. Estos productos son unos sacos de comida que traen pienso para hámsters, frutas deshidratadas y algunas semillas que aportan todos los nutrientes que necesita tu hámster.

También puedes complementar la dieta de tu mascota con alguna fruta o verdura. En general, la comida que más les suele gustar son la manzana, la pera, la ciruela y el melocotón. En cuanto a verduras, les gusta mucho la lechuga, la acelga y el espárrago. Pero esto es como todo en la vida, no puedes saber si le va a gustar a tu hámster si no lo ha probado. Hay gente que incluso da a su pequeño cosas como pan, queso o incluso pollo. También puedes probarlo.

NUNCA debes dar a tu hámster de comer algo de la lista de alimentos prohibidos. Estas comidas son tóxicas para tu hámster y pueden llegar a hacerle daño o a hacerlos enfermar. Estos alimentos son los dulces (pueden provocarle diabetes), los cítricos y las avellanas (tienen un tipo de ácido que les puede dañar) y las semillas de manzana y uva. Si no das de comer a tu hámster ninguno de estos alimentos, tendrá una salud de hierro.

Mejores comidas para tu hámster

 

Además del hámster Campbell, también hablamos de: