Enfermedades de los hámsters

Los hámsters son animales muy sensibles a las enfermedades y debemos estar muy pendientes de ellos. Son decenas las afecciones que pueden perjudicar a estos animalitos, desde resfriados como los de los humanos hasta dientes demasiado grandes que pueden dañarles. En este artículo vamos a hablarte de todas ellas.

Resfriados

Sí, como lo lees. Los hámsters se pueden resfriar, igual que los humanos. Sus síntomas son los mismos que los nuestros; estornudos, dificultad para respirar, nariz húmeda y silibancias. Las causas pueden ser muy variadas, desde una mala colocación de la jaula hasta el haberlos bañado.

Para evitar esta enfermedad lo mejor que se puede hacer es tener la jaula alejada de cualquier posible corriente de aire. También debemos intentar que siempre tenga suficiente lecho para hacerse su nido y estar calentito dentro de él.

Otra precaución que debemos tener es la de acercarnos a ellos y manipularlos cuando nosotros estamos resfriados. El virus que contagia tanto a humanos como roedores es el mismo, así que podríamos contagiarlo. Con alimentos blandos e incluso un poco de leche tibia en el bebedero, tan solo estará unos días con esta afección.

Hámster enfermo

Cola mojada

Esta enfermedad es causada por una infección bacteriana que provoca diarreas, motivo por el que recibe el nombre, ya que se manchan su colita.

Las principales causas de esta afección son el estrés y una mala alimentación, sobretodo por darles alguno de los alimentos que están prohibidos para ellos como la sandía.

Los síntomas, además de la humedad alrededor del ano, también incluyen cansancio, lentitud de movimiento y falta de apetito.

La mejor manera de tratar esta enfermedad es con un veterinario, que le recetará antibióticos y darles de comer verduras y frutas licuadas acompañadas de algún edulcorante natural como la miel para abrirles un poco el apetito.

Diabetes

Una de las enfermedades más comunes, ya que estos animales están predispuestos genéticamente a padecerla. Es más probable que la tengan los hámsters enanos antes que otras razas más grandes como el hámster dorado, aunque también pueden darse casos por mala alimentación.

Los síntomas son similares a los de los humanos. Consumo excesivo de agua, pérdida de la piel en el estómago y manos, micción abundante, cansancio y pérdida de peso. Desgraciadamente es incurable, pero no te preocupes porque no se morirá por ello. Simplemente trata de evitar los alimentos dulces y darle muchas proteínas.

Ácaros

A pesar de su pequeño tamaño, un hámster también puede tener parásitos. El síntoma más evidente es que no deja de rascarse, ya que estos ácaros se colocan en su piel produciéndole un picor terrible.

El mejor tratamiento para esta afección es un spray anti-ácaros, aunque siempre es mejor ir al veterinario para que nos diga exactamente que tiene nuestro hammy y poder tratarle adecuadamente.

Dientes excesivamente grandes

Los dientes de los hámsters son como los de los tiburones, están en continuo crecimiento. Ellos solos, con la alimentación y con los juguetes ya se los liman y evitan que crezcan demasiado.

Un crecimiento demasiado exagerado de los dientes, podría provocar que tu hámster se perforara la boca o la mandíbula, lo que causaría que no pudiera comer correctamente y este, si no se tratara, muriera de hambre.

En casa no se pueden cortar estos dientes, así que, si a tu amiguito le han crecido demasiado los dientes, llévalo al veterinario para que se los limen bien y después asegúrate que tenga algo para roer.

Pérdida de uñas

Una dieta poco equilibrada puede desembocar en muchos problemas en las uñas de nuestros hámsters. La falta de proteínas puede provocar que sus uñas estén débiles, que se rompan e incluso que las pierdan.

Otros problemas que puede provocar la falta de proteínas son pérdidas de pelo, neumonías e incluso infertilidad. Puedes encontrar proteínas en alimentos como los guisantes, el pollo cocido y el queso, así que trata de que estos alimentos se encuentren en su dieta.

Uñas muy largas

Las uñas de los hámsters NO SE DEBEN CORTAR, tan solo en el caso de que empiecen a doblarse o torcerse. Sus uñas no crecen mucho y ya se las liman ellos solos correteando por la jaula. Sin embargo, en el caso de que veas que tiene problemas con ellas, ve al veterinario y allí se las cortarán.

También puedes comprar un cortaúñas de mascotas aunque no los recomendamos demasiado porque, si no conocéis la estructura interna de las uñas del animal, podríais hacerle daño.

Tiña

La tiña es una enfermedad que tienen los roedores causada por un hongo que se manifiesta en forma de infección cutánea. A medida que esta infección se extiende, los pelos se rompen y se van creando calvas en la piel. Sobretodo se da en jaulas de plástico sin barrotes, ya que este hongo prolifera en la humedad y estas jaulas no están muy bien ventiladas.

Como en cualquier enfermedad, es importante ir rápidamente al veterinario para que te receten un medicamento apropiado. Es primordial que al manipular a tu hámster uses guantes para no extender el hongo, además de desinfectar bien la jaula y ventilarla.

Conjuntivitis

¿Tu hámster tiene los ojos pegajosos e inflamados? Entonces tiene conjuntivitis, una inflamación de la parte interna de los párpados que provoca que estos se peguen entre sí y el pobre animal no pueda abrir el ojo. Las causas puedes ser desde alergias a la comida, al lecho o a prácticamente cualquier cosa, ya que son muy sensibles.

La mejor manera de tratarla es limpiar sus ojos con agua hervida (enfriada) en un trozo de algodón desinfectado. Además, intenta cambiar el lecho que utilices ya que es probable que sea el causante.

Cáncer y Tumores

Una de las enfermedades más comunes de los hámsters es, por desgracia, el hámster. Son animales muy pequeños, lo que aumenta las posibilidades de que la padezcan. Los tumores son pequeños bultos que se desarrollan debajo de la piel de nuestro hámster y que van creciendo poco a poco. Es importante que, si detectamos uno de estas protuberancias, vayamos al veterinario urgentemente.

Esta es una enfermedad tratable con altos porcentajes de cura, sin embargo, la eliminación de un tumor no reduce las posibilidades de que pueda salir otro. Una de las causas principales de los tumores es la endogamia, es decir, reproducir los hámsters entre familiares.

Estas son las 10 enfermedades más comunes en hámsters. Hay algunas más pero no son ni tan comunes ni tan perjudiciales como estas.